¿Cómo se logró este esfuerzo?
 

Este proyecto se gesta sobre la convicción de que la consolidación de iniciativas sociales o institucionales destinadas a disminuir el riesgo de desastres en espacios locales, lo constituye, en parte, la existencia de un adecuado nivel de conocimiento de los escenarios de riesgos local. Sobre este particular, si bien es cierto que aún falta mucho por hacer en términos de caracterización de amenazas, vulnerabilidad y riesgo en el país, también es cierto que en Venezuela se han desarrollado, en las últimas décadas, importantes esfuerzos en este sentido, tanto en la producción de estudios como en las bases de datos existentes referentes a eventos históricos de desastres, incluyendo bases de datos de instituciones nacionales dedicadas a la atención de emergencias y desastres y las compiladas en proyectos en la región como DesInventar ( www.desinventar,org ), desarrollados por La Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina, además, de los recientes esfuerzos del proyecto sobre Prevención de Desastres en la Comunidad Andina para su actualización.

 

En esta necesidad de transmitir la información (el conocimiento adquirido), radica una parte importante de la justificación y la motivación de este esfuerzo, que es una iniciativa del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia , Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCTII) y que ha sido ejecutada por la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUNVISIS), siendo el objetivo principal del proyecto poner a disposición de la ciudadanía y de las instituciones un inventario de información que contenga tanto el inventario de los trabajos de caracterización de amenaza, vulnerabilidad y riesgo que han sido desarrollados hasta la fecha en distintas zonas del país, como un registro histórico nacional que permita conocer la recurrencia y el impacto que los eventos históricos de emergencias y desastres que han ocurrido en el país a lo largo de su historia reciente.

 

Para el levantamiento y procesamiento de la información, el país fue trabajado a través de cuatro regiones: Central; Centro-Occidental; Occidental y Oriental. Siendo Caracas, Barquisimeto, Mérida y Cumaná las ciudades desde donde se concentró la mayor cantidad de actividades de recolección, trascripción y validación.

 

Figura 1. Distribución de los estados por región de trabajo

 

  La información recabada se organizó en dos inventarios:

  1. Inventario de estudios de caracterización de amenaza, vulnerabilidad y riesgo de desastres del país: el cual busca promover el desarrollo de un sistema nacional de información sobre estudios de caracterización de amenazas, vulnerabilidad y riesgo en centros urbanos que han sido elaborados por universidades, centros de investigación y entes similares del país, a los fines de permitir que todos los actores sociales e institucionales puedan conocer y acceder por vía Internet a la metadata de la información disponible sobre los estudios que existen en los espacios que habitan.

 

Es importante aclarar que el inventario no contiene los estudios sino fichas con información del o los lugares / instituciones en donde se pueden ubicar los mismos.

2. Inventario nacional de eventos históricos de desastre: contribuye al desarrollo de un sistema nacional de información sobre eventos de carácter histórico, tanto de origen natural (Sismos, Inundaciones, Deslizamientos, Derrumbes, etc.) como tecnológico (Escapes, Incendios, Fugas, etc.) registrados en el país. Con lo cual, se pretende promover que todos los actores sociales e institucionales puedan conocer tanto la recurrencia y severidad de los eventos adversos ocurridos en sus espacios locales, como los impactos que dichos eventos han dejado en cada oportunidad.

 

La principal fuente de información para este inventario fue la prensa local de cada una de las ciudades donde se realizó el levantamiento a nivel nacional. En el caso de la Región Central , los datos se obtuvieron de periódicos cuyo ámbito es el nacional como lo son El Universal y El Nacional.

 

Los inventarios de información fueron realizados por equipos, distribuidos en el ámbito nacional por las regiones que se mencionaron anteriormente organizados en cuatro (4) categorías o niveles de trabajo como se muestra en la siguiente figura:

 

Figura 2. Niveles de trabajo del proceso de levantamiento de información

Dichos niveles se describen a continuación:

 

•  Nivel 1 Compiladores de información : Los compiladores de información tuvieron como objetivo principal la recolección de la información en las fuentes identificadas previamente y el llenado de las fichas, tanto en físico como en digital, a través de la página de captura de información del portal, tanto para el inventario de estudios, como para el inventario de eventos.

 

•  Nivel 2 Líder de grupo o coordinador: Fueron los encargados de coordinar y hacer seguimiento a las actividades desarrolladas por los compiladores de información en cada una de las regiones, principalmente con fines operativos.

 

•  Nivel 3 - Validadores regionales: Fue el personal encargado de hacer el proceso inicial de validación y control de calidad de las fichas recolectadas en cada una de las regiones.

 

•  Nivel 4 Validadores por temas: Es el nivel superior de validación y control de la data, en él se revisaron detalladamente y aprobaron por parte de expertos en cada tipo de amenaza el ingreso de fichas a la base de datos definitiva en el sistema.

 

Para la recolección de la información, necesaria para la elaboraron de los inventarios, los compiladores visitaron instituciones, tanto nacionales, regionales como locales. Es importante aclarar que en dichas instituciones gran parte de la información que se recolectó fue para alimentar el inventario de estudios, ya que la mayoría de la información que se utilizó para el de eventos tuvo como principal fuente la prensa local.

 

El listado de instituciones consultadas es extenso aunque no todas pudieron suministrar información. En este particular, se agradece la colaboración de las instituciones, nacionales, regionales y locales, que apoyaron la compilación de la información en cada uno de los estados del país. El listado detallado está disponible en los archivos de FUNVISIS, a través de los reportes elaborados por cada uno de los compiladores regionales que fueron contratados.

 

 

Algunos de los criterios más importantes que se usaron para el levantamiento de la información se resumen en la siguiente tabla.

 

Tabla 1. Principales criterios para el levantamiento de la información

Aspecto

Criterio acordado

¿Cuáles debían ser las ciudades a levantarse?

Centralizar el esfuerzo en las capitales de los estados incluidos (esto salvo consideraciones especiales que pudieran hacer llegar los coordinadores regionales)

¿Qué tipos de eventos debían ser levantados?

Eventos de origen natural (sísmico, geotécnico, hidrometeorológico) y tecnológico.

¿Qué criterio debía privar en la selección de los estudios y trabajos de investigación a desarrollarse?

Se incluirán solamente, y salvo excepciones contadas, aquellos trabajos que se enfoquen en caracterizar espacialmente niveles de amenaza, vulnerabilidad o riesgo existentes en escalas nacionales, estadales y municipales.

¿Qué criterio debía privar en la selección de eventos adversos registrados?

Se registrarán exclusivamente eventos de importante magnitud (cuya atención y cuyos efectos hubiesen exigido mecanismos contingentes de respuesta y cooperación por parte de los organismos locales responsables) y cuya ocurrencia se asocie a eventos de carácter sísmicos, geotécnicos, hidrometeorológicos y tecnológicos.

¿Qué período de tiempo se contempló, en el lapso de tiempo en que se desarrolló el proyecto, para los efectos del inventario de eventos históricos?

Se estableció como período deseado el comprendido entre la actualidad (Diciembre de 2007) y el año 1900 y cuya fuente primaria de consulta sean los registros hemerográficos.

 

 

Finalmente, el proceso de compilación y validación de la información fue monitoreado por la Coordinación Técnica Nacional a través de reuniones semanales y posteriormente quincenales de trabajo, que se desarrollaron tanto en FUNVISIS, como en las distintas regiones en las que se llevó a cabo este proyecto.

 

 
INICIO